Emma - 13 días

Me encanta re encontrarme con las familias que fotografío y ver a los peques uno o dos años después, lo que han cambiado y lo guapos que se van poniendo. Pero cuando el reencuentro es para conocer a un nuevo miembro de la familia, ¡es mucho más bonito! Una más y los hermanos la adoran y la cuidan. No cabe duda de que va a estar cuidada y consentida por todos en casa. Esta vez además de hacerle fotos a la recién llegada Gemma, hemos aprovechado y fotografiado a toda la familia. Hasta el perro tuvo su sitio, por supuesto.

La pequeña dormilona despertó casi cuando llegué y luego no durmió mucho más.

Rocío

Me gusta tanto el nombre que he dejado el título así sin más.
Tocaba experimentar cosas nuevas para ir incorporando en las sesiones y hace mucho que tenía ganas de hacer algo así. Rocío, ¡gracias por prestarme tu barriga y tu bañera!

No queda nada para que el peque llegue a casa y la orgullosa hermana tenga la oportunidad de jugar a las muñecas con un bebé de verdad. ¡Qué peligro! y qué tardes más divertidas os esperan.
¿Será que llegará de regalo de navidad? de año nuevo... no sé, pero a reyes seguro que no espera.


¡Decidme si no quedan preciosas las fotos en la bañera! Así que si estás embarazada no te lo pienses y quédate con un recuerdo de ese barrigón, que ahora pesa tanto y luego recordarás con nostalgia.

Comunión Paula

Y bien, esta es, en verdad, la segunda parte de otra entrada. La de la comunión de Paula y Sofía. Son hermanas y la hicieron juntas. Cada una eligió su vestido, los dos preciosos, las dos guapísimas. Todos los detalles cuidados al mínimo, las dos con la misma ilusión y el mismo carisma. Pero cada una de ellas, única. Y por eso cada una merecía su entrada.
Y aquí las dos.

Una boda en el campo desenfadada y animada

Laura y Javi - ¡Y Valeria!

Creo que con el título no hace fata decir mucho más. Familiar, íntima, relajada, divertida, desenfadada...  el sitio no podría ser más bonito. Con área para los peques, juegos, animales, fuente, jardines...

Ellos los más sencillos del mundo, no había visto menos nervios en una boda nunca nunca y no creo que vuelva a ver eso. Ha sido una experiencia genial.

Un detallazo que, para los que no se creyeron que a la boda se podía ir en pantalones cortos y camiseta, había protector de tacones. Aunque en verdad no creo que nadie los haya necesitado. 


Ya me gustaría, pero no os voy a llenar el post con 300 fotos. Los novios, que invitaron a la mitad de Madrid, separaron a los amigos por grupos grandes para ir haciendo las fotos y no se quedó sin participar nadie nadie. Fué un reto hacer que cada foto de grupo fuera diferente, pero no sabría decir quién se divirtió mas, si ellos o yo. ¡Y eso está genial!


Julio - 5 dias

Qué bueno fue este chiquitín!
Además estabamos de repetición, porque hace dos años hice las fotos de su hermanito.
No sabéis la satisfacción y la alegría que me da cuando una familia queda contenta con un trabajo y al paso del tiempo, tienes ocasión de volver a verlos, con el peque más grande y un nuevo miembro en la famila.

Gracias por confiar e mi trabajo y sobre todo por hacerlo por segunda vez. Además, cuando me piden sesiones de recién nacido, no suelen encargar álbum, así que entrego alguna impresión grande, o todas en pequeño. Pero me duó mucha alegría ver que su mami hizo un álbum donde metió algunas de las fotos de su hermano. Definitivamente las fotos no son para dejar perdidas en un archivo en el ordenador. Tocar la fotografía, tenerla a mano, eneñarla a las visitas o a los hijos de vez en cuendo... ese es el mejor destino de una foto.

Y me dijeron que no habrá una tercera, pero espero repetir ocasión esta vez con alguna sesión de familia, ahora que estan todos completos.

¡Un beso grande, familia bonita!